GUITARRA DE LOS CAMINOS

 

Cuando la alegre y triste guitarra

del viajero suena,

se oye un cantar agudo

que llena el alma de pena.

Pero esa pena es bendita,

porque es canción que recuerda

en el camino de la vida remoto

una amorosa presencia.

Las cuerdas del sentimiento

balbucen en la caja de madera,

y en mitad de la encrucijada

aparece la sombra de una puerta.

Se calma el viento,

la tierra sueña,

y el viajero que camina solo,

parece que despierta.

A lo lejos, el perro viejo de la infancia,

que nunca del todo se arredra,

ladra ronco en la distancia,

levantando el rabo y las orejas.

Es la hora del silencio.

No se oye la canción, sino su ausencia,

y el padre de las alturas, el sol,

se arrodilla, como un don, en la ladera.


Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/42/d389991002/htdocs/blog/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 405

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *